Recientemente se ha descubierto que el enorme anfiteatro que se encuentra en la ciudad de Roma tenía un complejo sistema de poleas para desplegar un toldo sobre sus mejores localidades. Como expertos en toldos para balcones en Valencia estamos muy interesados en la evolución histórica de este elemento.

Los romanos aplicaron sus conocimientos de ingeniería naval para crear este gigantesco toldo, el cual se desplegaba como lo hacen las velas de un navío. Hace unos años, mientras un grupo de historiadores observaba el Coliseo de Roma, se percataron que por todo el graderío había unos extraños agujeros. Tras un concienciado estudio llegaron a la conclusión de que en esos orificios se colocaban una serie de mástiles que formaban parte de aquel milenario toldo. Además de los mástiles y las poleas, necesitaban contrapesos perfectamente colocados para evitar que aquel artilugio se viniera abajo. Esta construcción, considerada una de las siete maravillas del mundo, fue edificada en el siglo I, lo que significa que aquel enorme toldo del Coliseo era una revolución tecnológica sin precedentes. Mientras los gladiadores se enfrentaban a leones y otras bestias en la arena, los patricios más adinerados se resguardaban del calor bajo la lona. 


Nosotros como especialistas en toldos para balcones en Valencia sabemos que desde entonces los toldos han cambiado mucho. La manera de divertirnos también ha cambiado, ahora en lugar de anfiteatros hay estadios de fútbol, donde los que están en la pista suelen ganar más que los que están en la grada. Pero aunque todo sea diferente, la utilidad que le damos las personas a los toldos sigue siendo la misma. 

Si necesitas un toldo para cubrirte del sol cuenta con Persianas y Toldos Torrefiel, C.B.